La actitud es la base de la seducción


Yo voy a la disco y me pongo en una esquina a mirar a los ciclaos para ver como se lo hacen. Les observo y les envidio. Me miro, veo mis brazos de alambre y pienso “pero yo no me meto nada y no tengo problemas para follar porque se me levanta”, solo que hay una vocecita que me dice “para lo que te sirve, si nunca pillas”, y es que tiene razón, solo consigo ligar con las chicas que el resto desecha, que practicamente no las ha entrado ningún chico y ellas han bajado el listón hasta mi altura. Salgo de la disco, esa puta voz me ha mosqueado.

Pasan los meses, me he apuntado a un gimnasio y como tengo mejor percha he cambiado un poco de vestir, las cosas me sientan mejor. Como me veo mas “guapo”, voy con la cabeza andando por la calle mirando al cielo, veo como las chicas Sigue leyendo

Anuncios